Grado de cumplimiento en materia de CFDI

Ago. 2, 2017

Grado de cumplimiento en materia de CFDI

Actualmente de manera general existe la obligación de emitir comprobantes fiscales digitales por internet (CFDI), los cuales a partir del ejercicio 2014 y de manera escalonada han abarcado las siguientes operaciones efectuadas por las empresas:

  • Ingresos
  • Egresos
  • Traslado
  • Nómina
  • Retenciones
  • Comercio Exterior

Derivado de la implementación de los CFDI, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha emitido una serie de modificaciones de los parámetros y requisitos de cada uno de ellos, lo cual ha vuelto complicada la implementación y cumplimiento al 100% de dichas obligaciones.

Por otro lado, es cierto que actualmente algunas compañías no cuentan con las herramientas necesarias para validar los CFDI de forma masiva y poder cerciorarse que cumplan con los requisitos establecidos por las autoridades.

Es importante señalar que en el caso de que alguno de dichos comprobantes no cumpla con los requisitos necesarios, se podría estar, entre otros, bajo los siguientes riesgos:

  • En el caso de ingresos, podrían ser susceptible a la multa establecida en CFF artículo 83 fracción VII
  • En materia de CFDI de nómina y los recibidos de los  proveedores, las operaciones serán considerados como no deducibles para efectos del ISR y no acreditables para efectos del IVA/IEPS
  • Contar con CFDI’s cancelados por el proveedor sin tener conocimiento de ello
  • Celebrar operaciones con proveedores ubicados en las “listas negras”
  • Tener inconsistencias entre los registros contables / nómina y lo reportado al SAT
  • Reportar datos erróneos por trabajador que cause suspicacia de las autoridades y detone una revisión directa al trabajador
  • Incumplimiento de los requisitos técnicos - Multa por incumplimiento de requerimientos tecnológicos. ($1.- a $5.- c/CFDI)
  • No reportar correctamente los datos respectivos al Outsourcing – riesgo compartido (Prestador / Beneficiario del servicio)

En este sentido y con la finalidad de aminorar dichos riesgos,  la sugerencia de Russell Bedford es realizar una revisión de manera masiva de la totalidad de los comprobantes recibidos por proveedores (incluyendo los nuevos complementos de pagos), emitidos por concepto de nómina y otras retenciones, así como los correspondientes a las operaciones de comercio exterior (exportaciones A1).

Con la acción anterior, las empresas podrían tener mayor certeza del grado de cumplimiento de los requisitos tecnológicos en cada uno de los casos; así como la validación contra las “listas negras” del SAT.

De igual forma  las compañías contarían con los elementos necesarios para realizar las correcciones en el mismo ejercicio donde se pretenda efectuar la deducción de la operación o inclusive, interponer algún medio de defensa o seguimiento oportuno en el caso de proveedores ubicados en las “listas negras”.

Finalmente consideramos importante señalar algunos de los nuevos aspectos señalados en el Anexo 20 de la Resolución Miscelánea Fiscal que deberán tomarse en cuenta:

  • Uso del timbre fiscal
  • Estandarización de la información considerando los 17 catálogos para incorporar a los diferentes campos de CFDI´s
  • No permitir valores negativos en el CFDI´s
  • Validaciones adicionales a realizar por proveedor
  • Eliminación del domicilio del receptor, solo basta con código postal
  • La moneda será un atributo requerido de acuerdo a la norma ISO 4217
  • La versión 3.3. será obligatoria a partir del 1° de diciembre de 2017

En Russell Bedford contamos con las herramientas tecnológicas para llevar una revisión integral de todos los aspectos antes señalados, por supuesto con el apoyo de nuestro equipo de especialistas de las áreas de Impuestos y Tecnologías de Información.

{# #}